Pentecost - Two Loaves

Pentecostés – dos panes

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. (Hechos 2:1)

Jesús les había dicho a los discípulos que se quedaran en Jerusalén y esperaran el derramamiento del Espíritu Santo. Los discípulos hicieron justo lo que Jesús les dijo, y se reunieron en un aposento alto para orar y buscar a Dios día tras día, esperando que se cumpliera la promesa de Dios.

Jesús no les dijo cuánto tiempo tendrían que esperar. ¿Qué pensaron los discípulos? Si yo estuviera en su lugar, creo que pensaría: “Al tercer día, Dios enviará el derramamiento prometido del Espíritu Santo”. Después de todo, la resurrección de Jesús pasó tres días después de su crucifixión. Pero no era el tercer día.

Pentecost - Two Loaves

Entonces creo que pensaría: “Seguramente que sucederá el séptimo día. Siete es el numero de consumación y cumplimiento de Dios”. Pero no era el tercer día, ni tampoco el octavo. Aunque algunas personas relacionan el numero 8 en la Biblia con nuevos comienzos.

Esperaron hasta que llegara el día de Pentecostés, pero no sabían de antemano cuánto tiempo tendrían que esperar. Sería fácil para ellos pensar que sucedería la misma tarde que Jesús ascendió al cielo; o después de 3 días o 7. Pero tuvieron que esperar 10 días enteros hasta que llegó el día de Pentecostés.

Pentecostés era una celebración judía que se celebraba 50 días después de la Pascua. Celebraba las primicias de la cosecha de trigo. También se le llamó la fiesta de las semanas (Éxodo 34:22) y la fiesta de la siega (Éxodo 23:16).

Levítico 23:15-22 da las instrucciones originales para la celebración de Pentecostés. Como parte de los sacrificios sacerdotales públicos hechos para esta fiesta, Levítico 23:17 dice específicamente que dos panes con levaduradebían ser mecidos ante el Señor.

Esto fue muy inusual. Generalmente, Israel no podía ofrecer ningún tipo de levadura con una ofrenda de sangre (Éxodo 23:18, 34:25). Pero Dios codificó un mensaje oculto en la ceremonia de la fiesta de Pentecostés. Fue como si Dios dijera: “Un día, en Pentecostés, lo que se pensaba que era inmundo e inaceptable será presentado ante Mí, y lo honraré”.

Durante siglos antes del Pentecostés descrito en Hechos 2:1, Israel vio los panes con levadura mecidos ante Dios en la ceremonia ordenada para esta fiesta. Quizás se preguntaban qué significaba. Pero nosotros sabemos; como dijo el gran predicador inglés Charles Spurgeon, “No había dos panes? No solo Israel será salvo, sino que la multitud de los gentiles se convertirá al Señor Jesucristo”.

Los discípulos tuvieron que esperar, probablemente más de lo que esperaban. Pero uno nunca espera demasiado para algo tan bueno: Dios uniendo a judíos y gentiles en una nueva familia, llamada “la iglesia”.

¿Dios te tiene esperando más de lo que te gustaría esperar? Sigue confiando en Él; puede que te sorprendas de lo bueno que es el cumplimiento de la promesa de Dios.

Haz clic aquí para el comentario de David de Hechos 2

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *