Abdías – Juicio Contra El Hermano de Israel

A. Juicio contra Edom.

1. (1-4) Abdías anuncia juicio contra Edom y su orgullo.

Visión de Abdías.

Jehová el Señor ha dicho así en cuanto a Edom: Hemos oído el pregón de Jehová, y mensajero ha sido enviado a las naciones. Levantaos, y levantémonos contra este pueblo en batalla. He aquí, pequeño te he hecho entre las naciones; estás abatido en gran manera. La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará a tierra? Si te remontares como águila, y aunque entre las estrellas pusieres tu nido, de ahí te derribaré, dice Jehová.

a. Visión de Abdías: El nombre hebreo “Abdías” significa: “Adorador de Jehová” o “siervo de Jehová”. Hay 13 “Abdías” en el Antiguo Testamento, y puede que uno de estos sea el Abdías que escribió este libro.

· Un Abdías era un oficial en la corte del rey Acab y ocultó los profetas de Dios en una cueva (1 Reyes 18:3)

· Un Abdías fue enviado por el rey Josafat de Judá para que enseñar la ley en las ciudades de Judá. (2 Crónicas 17:7)

· Un Abdías era uno de los supervisores quien ayudó a reparar el templo en los días de Josías, rey de Judá (2 Crónicas 34:12)

· Un Obadías (en el hebreo original es el mismo nombre que Abdías) era un sacerdote en los días de Nehemías (Nehemías 10:5)

b. Jehová el Señor ha dicho así en cuanto a Edom: La profecía de Abdías es único porque casi no trata con Judá o Israel. Su enfoque es el pecado de Edom y el juicio que viene sobre ellos. ¿Quiénes eran los edomitas?

· Los edomitas eran el pueblo descendido de Esaú, el hijo de Isaac y Rebeca, y el hermano de Jacob (Génesis 25:19-34). A Esaú le fue dado el apodo de “Edom” (que significa “rojo”) probablemente porque tenía cabello rojo.

· Eventualmente, Esaú se quedó a morar en el área del monte Seir y absorbió un pueblo conocido como los horeos (Génesis 26:8-43, refiere a los gobernadores edomitas como jefes en la versión Reina-Valera; Deuteronomio 2:12)

· Cuando Israel salió de Egipto y quiso pasar a través de la tierra de los edomitas para entrar en la tierra prometida, los edomitas no los dejarían (Números 20:14-21)

· Los edomitas se opusieron a Saúl y fueron conquistados por David y Salomón (1 Samuel 14:47, 2 Samuel 8:14, 1 Reyes 9: 26)

· En los días del rey Josafat de Judá, Edom se juntó con Moab y Amón para atacar a Judá, pero el Señor peleó por ellos (2 Crónicas 20:1-27, aquella batalla famosa se empezó con alabanza)

· Los edomitas lograron revelarse contra el rey Joram de Judá (2 Reyes 8:16-22)

· El rey Amasías de Judá los volvió a subyugar (2 Reyes 14:9-11)

· Los edomitas atacaron a Judá otra vez en los días del rey Acaz (2 Crónicas 28:17)

· Siglos después, el rey herodes el grande (Lucas 1:5) era un edomita.

· Ellos pelearon hombro a hombro con los judíos en su rebelión contra Roma en 66-70 d. C. y eran desmenuzados por Roma, y nunca se ha vuelto a escuchar de ellos como pueblo. Las predicciones de Abdías 1:10 y 1:18 se cumplieron.

c. En cuanto a Edom: Por razón de lo que este libro dice de Edom y Jerusalén, podemos averiguar la fecha del ministerio de Abdías. Las únicas indicaciones que tenemos del tiempo en el libro son: El ataque contra Jerusalén (Abdías 1:10-14) y el hecho que este pasaje parece indicar que en este tiempo Edom no estaba bajo la autoridad de Judá.

· 2 Crónicas 21:16-17 describe un ataque contra Jerusalén durante el reino de Joram (848-841 a. C.) por los filisteos y los árabes.

· 2 Reyes 24 y 25 describen el ataque de los babilonios contra Jerusalén en 586 a. C.

i. Probablemente la mejor elección es el primer ataque, porque Abdías 1:10—14 no parece indicar que Jerusalén fue completamente destruido, como lo era en el ataque por los babilonios. Si la profecía de Abdías contempla este período bajo Joram (848-841 a. C.), hace que el sea un contemporáneo de Eliseo y también el primero de los profetas, probablemente antes de Joel por unos años. También probablemente significa que este profeta Abdías quizá sea el mismo hombre que se menciona en 2 Crónicas 17:7.

d. El pregón de Jehová … Levantaos, y levantémonos contra este pueblo en batalla: Abdías recibe las “noticias” del Señor. “Acabamos de escuchar – Dios trae las naciones contra Edom para la batalla.” Como resultado de la batalla venidera, Dios hará que sea pequeño entre las naciones y abatido en gran manera.

e.La soberbia de tu corazón te ha engañado: Esto ayuda explicar porque Dios trae juicio contra Edom. Ellos están llenos de soberbia, y los ha engañado.

i. La soberbia (el orgullo) es muy engañador. Nos hace pensar cosas de nosotros mismos y de otros que sencillamente no es verdad. Los edomitas no eran el ultimo pueblo engañado por la soberbia.

f. Tú que moras en las hendiduras de las peñas: Los edomitas no tienen tanto de que enorgullecerse. Eran una nación pequeña, y relativamente pobre. Aun así, de lo que se podían enorgullecerse, lo hacían – ellos vivían en una área de gran fortificación y seguridad natural, así que se jactaron de las hendiduras de las peñas en su alrededor.

i. Si te remontares como águila: ¡Y sí se jactaron! La soberbia es tan grabada en la naturaleza caída del hombre que aún si no tenemos mucho de que enorgullecernos, encontraremos algo con que elevarnos. Esto también nos recuerda que no tenemos que ser ricos o poderosos para estar llenos de orgullo. A veces, algunos que tienen menos de que enorgullecerse, tienen más orgullo que cualquiera.

ii. Los edomitas se jactaron de sus defensas naturales. La ciudad antigua de Petra – una vez la capital de Edom, conocida como Sela – tenía defensas asombrosas. Es una ciudad escavada de la roca, accesible solamente por un cañón estrecha casi una milla (1.6 Kilómetros) de largo. Al cabo del cañón hay una ciudad espectacular, al parecer imposible de conquistar por cualquier ejército.

iii. Los edomitas se jactaron de su sabiduría. Los hombres de Edom, especialmente de la ciudad de Temán – eran reconocidos por su sabiduría. La frase: Los orientales en el Antiguo Testamento muchas veces se refiere a los hombres de Edom, y en pasajes como 1 Reyes 4:30 declara la gran sabiduría de los orientales. También, Jeremías 49:7 dice de Edom:¿No hay más sabiduría en Temán? ¿Se ha acabado el consejo en los sabios? ¿Se corrompió su sabiduría? Éste era otra fuente de orgullo para los edomitas.

iv. Los edomitas se jactaron de sus alianzas y confiaron en sus aliados – todos tus aliados … los que estaban en paz contigo (Abdías 1:7). ellos pensaban que sus alianzas les hacían fuertes, y eran orgullosos de esa fuerza.

g. De ahí te derribaré: La verdad sombre a nuestro orgullo, es que Dios puede derribarnos en cualquier momento. Él puede destruir nuestra falacia orgullosa y traernos abajo.

2. (5-9) El juicio de Dios contra Edom será completo.

Si ladrones vinieran a ti, o robadores de noche (¡cómo has sido destruido!), ¿no hurtarían lo que les bastase? Si entraran a ti vendimiadores, ¿no dejarían algún rebusco? ¡Cómo fueron escudriñadas las cosas de Esaú! Sus tesoros escondidos fueron buscados. Todos tus aliados te han engañado; hasta los confines te hicieron llegar; los que estaban en paz contigo prevalecieron contra ti; los que comían tu pan pusieron lazo debajo de ti; no hay en ello entendimiento. ¿No haré que perezcan en aquel día, dice Jehová, los sabios de Edom, y la prudencia del monte de Esaú? Y tus valientes, oh Temán, serán amedrentados; porque todo hombre será cortado del monte de Esaú por el estrago.

a. ¿No hurtarían lo que les bastase?: Abdías dice que el juicio que viene sobre Edom será mucho peor de lo que pasa cuando ladrones vienen y roban, porque ellos normalmente paran cuando tienen suficiente. El juicio que viene contra Edom será mucho más completo (todo hombre será cortado del monte de Esaú por el estrago).

i. Los edomitas eran orgullosos de sus grandes defensas naturales, pero Dios quebrantaría su orgullo y los traería hasta abajo.

b.Los que estaban en paz contigo prevalecieron (en inglés dice: te engañarán) contra ti: Cuando Dios trae el juicio sobre Edom, ellos conocerán el dolor de la traición. Las alianzas en que una vez confiaron vendrían a la nada, y serían traicionados por sus amigos que ya no lo eran.

i. Los edomitas eran orgullosos de sus alianzas políticas, pero Dios quebrantaría su orgullo y los traería hasta abajo.

c.¿No haré que perezcan en aquel día, dice Jehová, los sabios de Edom, y la prudencia del monte de Esaú?: Los edomitas eran conocidos por su gran sabiduría, pero Dios traería tal juicio que aun sus hombres sabios serían destruidos.

i. Los edomitas eran orgullosos de su reputación de sabiduría, pero Dios quebrantaría su orgullo y los traería hasta abajo.

d. Abdías 1:1-9 tiene un pasaje paralelo en Jeremías 49:7-22, así que Jeremías probablemente tenía la profecía de Abdías ante sí mientras escribía y ministraba.

3. (10-14) Porque Juicio viene contra Edom.

Por la injuria a tu hermano Jacob te cubrirá vergüenza, y serás cortado para siempre. El día que estando tú delante, llevaban extraños cautivo su ejército, y extraños entraban por sus puertas, y echaban suertes sobre Jerusalén, tú también eras como uno de ellos. Pues no debiste tú haber estado mirando en el día de tu hermano, en el día de su infortunio; no debiste haberte alegrado de los hijos de Judá en el día en que se perdieron, ni debiste haberte jactado en el día de la angustia. No debiste haber entrado por la puerta de mi pueblo en el día de su quebrantamiento; no, no debiste haber mirado su mal en el día de su quebranto, ni haber echado mano a sus bienes en el día de su calamidad. Tampoco debiste haberte parado en las encrucijadas para matar a los que de ellos escapasen; ni debiste haber entregado a los que quedaban en el día de angustia.

a. Por la injuria a tu hermano Jacob: Las linajes de Israel y Edom regresan ha un ancestro en común – Isaac. Esaú (Edom) era el hermano de Jacob (Israel). Esto hacía que el pecado de Edom fuera aun peor.

i. Algunos pecados se vuelven peores dependiendo de contra quien pecamos. Es pecado tratar mal a alguien; es peor tratar mal a un hermano y hermana en Cristo. Es pecado hablar ásperamente a cualquier persona; es peor hablar ásperamente a tu esposo o esposa.

b. El día que estando tú delante: ¿Qué hizo Edom cuando extraños atacaron a Judá y extraños entraban por sus puertas? Nada. Ellos se quedaron a lado y aplaudieron la miseria de Judá (no debiste haberte alegrado).

i. A veces, el hacer nada es un gran pecado. Números 32:23 habla del pecado queos alcanzará, y el pecado de que habla es el pecado de no hacer nada.

ii. De hecho, lo que Edom hizo fue peor que no hacer nada; se alegraron en la infortunio y sufrimiento de otro y lo usaron como ocasión para enaltecerse (ni debiste haberte jactado en el día de la angustia).

c. Ni haber echado mano a sus bienes en el día de su calamidad: El pecado de Edom empezó con el hacer nada, después progresó a la soberbia sobre el quebranto de Judá. De pronto se aventajaron de infortunio de Judá y echaron mano a sus bienes.

d. Tampoco debiste haberte parado en las encrucijadas para matar a los que de ellos escapasen: La progresión final del pecado de Edom era la peor de todas – se juntaron al ataque contra el vulnerable Judá. Cuando encontraron gente de Judá huyendo al sur del ejército atacante (los mataron) o los dieron al enemigo para prisioneros (ni debiste haber entregado a los que quedaban en el día de angustia).

i. “El pecado progresa paso por paso; y ningún hombre empieza en su estado peor.” (Trapp)

e.El día en que se perdieron… el día de la angustia… el día de su quebrantamiento: En general, Edom trató al pueblo de Dios terriblemente cuando la angustia y el quebrantamiento vino sobre ellos. En todo de esto, el juicio de Dios venía sobre ellos.

· Primero no hicieron nada

· Después se alegraron en su angustia y quebrantamiento

· Después se aventajaron de su estado vulnerable

· Después se juntaron en la violencia contra el pueblo de Dios

i. ¿Somos culpables de lo mismo – o peor – cuando vemos la angustia y quebrantamiento de otros? Si es así, Dios lo ve como pecado y tiene que tratar con el en vuestras vidas.

B. Liberación sobre monte Sion.

1. (15-16) Una promesa de juicio contra Edom.

Porque cercano está el día de Jehová sobre todas las naciones; como tú hiciste se hará contigo; tu recompensa volverá sobre tu cabeza. De la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, beberán continuamente todas las naciones; beberán, y engullirán, y serán como si no hubieran sido.

a. Cercano está el día de Jehová sobre todas las naciones: Dios quiere que Edom sepa que aunque la angustia y el quebrantamiento vinieron sobre Judá, también puede venir y sí vendrá sobre Edom. Aquel día está cercano.

b. Como tú hiciste se hará contigo: Dios dará un juicio sencillo a los edomitas, nada más y nada menos. Lo que hicieron con el pueblo de Judá se hará con ellos. El mismo principio es verdad para nosotros, así que si queremos misericordia de Dios, sería bueno que diéramos misericordia a otros.

i. En cierto sentido, el juicio de Dios contra Edom fue el cumplimiento de su promesa a Abraham en Génesis 12:3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré. Los edomitas maldijeron a Israel, así que fueron maldichos. Si queremos ser benditos debemos bendecir el pueblo judío.

2. (17-20) Dios usará Israel para traer juicio contra Edom.

Mas en el monte de Sion habrá un remanente que se salve; y será santo, y la casa de Jacob recuperará sus posesiones. La casa de Jacob será fuego, y la casa de José será llama, y la casa de Esaú estopa, y los quemarán y los consumirán; ni aun resto quedará de la casa de Esaú, porque Jehová lo ha dicho. Y los del Neguev poseerán el monte de Esaú, y los de la Sefela a los filisteos; poseerán también los campos de Efraín, y los campos de Samaria; y Benjamín a Galaad. Y los cautivos de este ejército de los hijos de Israel poseerán lo de los cananeos hasta Sarepta; y los cautivos de Jerusalén que están en Sefarad poseerán las ciudades del Neguev.

a. En el monte de Sion habrá un remanente que se salve (en inglés dice: “habrá liberación”): Las pruebas y cargas entre el pueblo de Dios son solamente temporarias, porque entre ellos habrá liberación. Pero el ataque contra Edom será diferente – Israel será la llama y ellos serán la estopa, y Edom será completamente consumido.

i. La palabra del Señor a través de Abdías se cumplió. Los edomitas lucharon hombro a hombro con los judíos en la rebelión contra Roma, y nunca se volvió a escuchar de ellos como pueblo. Los predichos de Abdías 1:10 y 1:18 fueron cumplidos con precisión. No te encontrarás con ningún edomita hoy en día.

b. Los del Neguev poseerán el monte de Esaú: Abdías ve hacia el futuro a un día cuando Israel morará en y poseerá la tierra que una vez pertenecía a Esaú. Aunque las fronteras actuales de Israel no incluyen las tierras antiguas de Edom, podemos confiar en que un día sí lo harán, o en esta era o en la por venir.

i.La casa de Jacob recuperará sus posesiones: Poseer estas otras tierras solo puede suceder cuando primeramente poseemos lo que es nuestro. Dios nos ha dado una herencia rica de toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo (Efesios 1:3), pero ¿qué tanto realmente poseemos? Dios quiere que su pueblo posea todas sus posesiones.

3. (21) Salvadores vienen al monte de Sion.

Y subirán salvadores al monte de Sion para juzgar al monte de Esaú; y el reino será de Jehová.

a. Para juzgar al monte de Esaú: Ellos juzgarán al monte de Esaú en por lo menos tres diferentes maneras:

· La presencia de libertadores es un juicio contra Edom, porque Edom no tendrá ningún libertador

· Los jueces no gobernarán sobre el territorio de Edom

· Los jueces se sentarán en juicio sobre Edom y sus pecados

c. Y el reino será de Jehová: La profecía breve de Abdías termina con esta nota alta. Los edomitas parecían tener su día contra el pueblo de Dios pero al final de todo, el reino será de Jehová. Él sabe cuidar al pueblo de Dios y avanzar su reino de manera maravillosa.

i. Esta nota de ánimo podría ser el propósito central de la profecía de Abdías. Nos preguntamos si se leyó mucho en las calles o palacios de Edom; pero seguramente se recibió como un bienvenido ánimo entre el pueblo sufriendo de Dios. Abdías dice a todo el pueblo de Dios: “No se preocupen por los que ignoran su necesidad, los que se alegran por tus problemas, los que se aventajan de sus crisis, los que se juntan con otros para atacarte. Yo me encargaré de ellos.”

© 2016 David Guzik – No se permite distribución, aparte del uso personal, sin permisión.